El teletrabajo como impulsor de la cirugía estética

Resulta muy extraño que en una situación tan particular como la que estamos viviendo, en la que nuestras relaciones sociales menguan y nuestros planes son cada vez menos y más inciertos, la cirugía estética no solo se mantenga, sino que desvele datos muy prometedores.

¿Por qué la gente recurre a la cirugía estética ahora incluso más que antes de la llegada del coronavirus? Desde clínica Weigand te traemos una lista de motivos por los que la sociedad española considera que estamos en el mejor momento para someternos a tratamientos de cirugía estética.

Recuperación desde casa

Además del miedo al resultado como tal, uno de los factores determinantes a la hora de someterse a una operación de cirugía estética es el miedo al juicio social. Es posible que nuestro entorno sea algo más tradicional y no tenga bien visto este tipo de intervenciones, porque las considere superficiales o extravagantes. Este miedo al rechazo es en ocasiones el factor clave que impide a muchos tomar la decisión de pasar por quirófano.

Pues bien, el teletrabajo se ha encargado de romper con este dilema. El hecho de no tener que acudir a la oficina de forma presencial se ha convertido en la excusa perfecta para realizar cambios estéticos y evitar los prejuicios en el núcleo laboral.

Además, saber que tienes todo el tiempo del mundo para recuperarte desde casa también es muy positivo, porque en este momento cualquier actividad la puedes realizar desde el salón de tu vivienda, por medio de un ordenador. Tras un cambio estético, sobre todo los más notables, no te sientes cómoda contigo misma hasta que la inflamación decaiga y se hayan retirado vendajes y curas, por ello es muy atractivo el hecho de saber que puedes pasar tu recuperación en casa, tranquilo y sin necesidad de dar explicaciones por tu ausencia.

La teleconsulta es un aliado

Quien lo iba a decir, que las consultas por medio de una pantalla serían favorables en este tipo de negocios. Pues resulta que en muchas ocasiones la pereza o incluso la falta de tiempo para acudir a una consulta presencial en la clínica son motivo suficiente como para evitar el quirófano. Además, acudir a una consulta presencial conlleva tomar una decisión en la propia clínica o pasar por el mal trago de excusarte si es que la intervención finalmente no es de tu agrado. En cambio, la consulta online llega para romper con todo esto. Al no ser algo tan cercano, no sentimos la misma presión. Pueden ser consultas más breves en las que simplemente busques información y no sientas ese apremio a dar una respuesta en el momento. El paciente se siente más cómodo y seguro, y esto facilita mucho las cosas a la hora de tomar la decisión.

Lo que ahorramos en ocio, lo gastamos en salud

La apertura de bares y restaurantes ha sido una realidad más bien temprana en algunas comunidades autónomas, de hecho, hasta este pasado 9 de mayo, ir a cenar era en muchas comunidades autónomas misión imposible, porque el toque de queda impedía disfrutar como tal del placer de una cena entre amigos.  

Por lo general, la situación nos ha ayudado mucho a reducir nuestros gastos en actividades como la gastronomía, el turismo, la cultura, etc. pero como respuesta a esto se han incrementado las compras por internet, el consumo en el supermercado y los tratamientos de belleza o las operaciones de cirugía estética.

La ansiedad y el estrés pusieron en riesgo nuestra salud estética

Tanto la cuarentena, como los meses de restricciones, el cierre de la hostelería, la imposición del toque de queda, y otras muchas medidas que nos obligaban a cambiar nuestros hábitos de vida, han sido causa de ansiedad y estrés en una gran parte de la población. Muchos, como consecuencia de esta ansiedad empezaron a seguir hábitos de vida poco saludables, perjudicando así su buena forma física. Por ello los tratamientos de cirugía estética son una buena solución para recuperar el buen aspecto, así como la autoestima y el estado de ánimo tras estos fuertes cambios emocionales.

En definitiva, en mitad de una pandemia la cirugía estética no sólo resiste, sino que se ha convertido en un sector que se beneficia de la situación por motivos tan sencillos como los que explicábamos. Lo que ha sucedido es que este sector ha sabido aprovechar muy bien las ventajas en el mercado ante la pandemia y por lo tanto han salido ganando.

Desde Clínica Weigand esperamos haber resuelto tus dudas, pero te invitamos a visitar nuestra web o contactar con nosotros para cualquier consulta.

Dinos que te ha parecido este artículo, Puntúa (DE 1 A 5 ESTRELLAS)

0 / 5

Your page rank:

Sumario
El teletrabajo como impulsor de la cirugía estética
Nombre
El teletrabajo como impulsor de la cirugía estética
Descripción
Resulta muy extraño que en una situación tan particular como la que estamos viviendo, en la que nuestras relaciones sociales menguan y nuestros planes son cada vez menos y más inciertos, la cirugía estética no solo se mantenga, sino que desvele datos muy prometedores.
Autor
Publicador por
Clínica Weigand
Logo

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Dinos que te ha parecido este artículo, Puntúa (DE 1 A 5 ESTRELLAS)

[ratings]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.

Privacy Settings saved!
Configuración de cookies

Cuando usted visita cualquier sitio web, puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus servicios de cookies personales aquí.

Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione.

Para usar este sitio web utilizamos las siguientes cookies técnicamente requeridas.
  • wordpress_gdpr_allowed_services
  • wordpress_gdpr_cookies_allowed
  • wordpress_gdpr_cookies_declined

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios
image_2019_07_10T11_58_47_670Z

Clínica Weigand

¡Hola!

Nos gustaría saber tu nombre para poder ayudarte.

Consulta tus dudas

En Clínica Weigand estamos a tu disposición en

Responsable: CLÍNICA RUBER – CLÍNICA WEIGAND.
Finalidad: Poder atender y gestionar los diferentes pedidos, solicitudes, consultas y resolución de dudas de los usuarios, así como poder realizar estudios estadísticos que ayuden a mejorar el funcionamiento de la página web y a informar de forma puntual.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: No se comunicarán datos a terceros, salvo obligación legal. La información es tratada con la máxima confidencialidad, siendo alojados en un servidor seguro. Tu dirección de correo electrónico se utilizará únicamente para dar respuesta a sus consultas realizadas a través de los formularios existentes en el sitio web, así como para informarle de las novedades.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos, derechos que puedes ejercer enviando un correo electrónico a admin@clinicaweigand.com.

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra política de privacidad.

Nosotros te llamamos, déjanos tus datos.

Responsable: CLÍNICA RUBER – CLÍNICA WEIGAND.
Finalidad: Poder atender y gestionar los diferentes pedidos, solicitudes, consultas y resolución de dudas de los usuarios, así como poder realizar estudios estadísticos que ayuden a mejorar el funcionamiento de la página web y a informar de forma puntual.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: No se comunicarán datos a terceros, salvo obligación legal. La información es tratada con la máxima confidencialidad, siendo alojados en un servidor seguro. Tu dirección de correo electrónico se utilizará únicamente para dar respuesta a sus consultas realizadas a través de los formularios existentes en el sitio web, así como para informarle de las novedades.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos, derechos que puedes ejercer enviando un correo electrónico a admin@clinicaweigand.com.

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra política de privacidad.