Lipedema

¿Qué es el lipedema?


El lipedema, también conocido como lipomatosis de la pierna o síndrome de la grasa dolorosa, consiste en un depósito graso desproporcionado en las extremidades inferiores. Generalmente se extiende desde la cadera hasta los tobillos y es mucho más frecuente en mujeres que en hombres (en este último caso correspondería a una alteración hormonal grave). Una particularidad del lipedema es que es resistente a la reducción mediante dieta y ejercicio, motivo por el cual se la denomina como “grasa persistente”.

En el 20% de los casos existen antecedentes familiares de lipedema, aunque, también se asocia a trastornos hormonales, microvasculares y linfáticos. Generalmente se manifiesta durante la pubertad, aunque puede aparecer en otras épocas como el parto o la menopausia, siempre asociado a cambios hormonales.

Independientemente del peso corporal de la persona, las características de las extremidades son siempre las mismas. Es decir, por más que la persona tenga bajo peso o peso normal, por debajo de la cintura lucirán obesos. Al mismo tiempo, frecuentemente se acompaña de hematomas, hemorragias subcutáneas y dolor que aparece después de presionar o palpar el tejido o en ausencia de contacto. Frecuentemente se acompaña de dolor articular, especialmente en las rodillas y espalda baja.

Lipedema y obesidad


➡️ Las mujeres que presentan lipedema tienen un mayor riesgo de desarrollar obesidad mórbida que aquellas que no lo tienen. De por sí, la obesidad constituye un factor de riesgo para el linfedema, que puede exacerbar el lipedema. El linfedema, que suele confundirse con el lipedema, es la retención de líquido en los tejidos que causa hinchazón debido a un daño congénito o adquirido del sistema linfático. 

➡️ Por otro lado, las alteraciones en la marcha y el dolor de rodilla producto del lipedema reducen el deseo y la capacidad de deambular aumentando los niveles de sedentarismo, el cual está fuertemente asociado a la obesidad. Por otro lado, algunos estudios sugieren que las mujeres con lipedema presentan un gasto energético en reposo más bajo, lo que incrementa el aumento de peso. Si bien la alimentación saludable por sí misma no es suficiente como tratamiento de la enfermedad, sí es un factor que sin dudas contribuye favorablemente al mismo.

¿Qué tipos de lipedema existen?


Se distinguen 4 tipos diferentes de lipedema y 3 estadios distintos.

🔸 En la etapa 1 la grasa subyacente ya se encuentra aumentada y contiene bultos del tamaño de una perla. La característica de esta etapa es la piel de naranja, lo cual dificulta el diagnóstico, ya que este tipo de piel es común en otras enfermedades.

🔸 En la segunda etapa las masas de grasa son de mayor tamaño, puede haber abolladuras en la piel y presencia de várices.

🔸 En la tercera etapa la piel puede contener hendiduras y pliegues sobre grasa. Las masas de grasa son más grandes y presentan lóbulos de grasa deformantes característicos.

En cualquiera de las etapas puede presentarse linfedema y dar lugar a una condición conocida como lipolinfedema, que se produce por obstrucción de los conductos linfáticos.

Con respecto a los tipos de lipedema se distinguen los siguientes:

🔸 Tipo 1: la grasa del lipedema aparece alrededor de las caderas y los glúteos.

🔸 Tipo 2: la grasa aparece de la cintura hacia las rodillas y en los pantalones de montar.

🔸 Tipo 3: la grasa se presenta desde la cadera hasta los tobillos.

🔸 Tipo 4: la grasa se presenta también en los brazos.

 ¿Cómo se diagnostica?

Para el diagnóstico del lipedema se debe realizar un examen preciso, a fin de detectar los hallazgos clínicos que se describen a continuación:

  • Dolor en piernas o brazos aun estando en reposo, que puede aumentar o no con la práctica de actividad física.
  • Dolor intenso al aplicar presión (no necesariamente fuerte) sobre la zona afectada.
  • Piernas hinchadas y sensación de pesadez.
  • Hematomas en las piernas que no están asociados a golpes.
  • La grasa de las piernas o los brazos tiene una consistencia más dura que lo normal y en ocasiones se observan bultos.
  • Respuesta negativa a la dieta y al ejercicio físico.

También se evalúa si la aparición de los síntomas condice con etapas de cambios hormonales, como la pubertad, el embarazo o el comienzo de la toma de píldoras anticonceptivas. Se consideran, también, antecedentes familiares de lipedema.

Pueden realizarse, si es necesario, pruebas complementarias, por ejemplo, una linfoganmagrafía, que permite descartar patologías concomitantes como el linfedema. En algunos casos se realiza una prueba de ECO-Doppler de miembros inferiores que descarte la presencia de varices de relevancia.

¿Cuál es el tratamiento?


 🔘 Se necesita un enfoque múltiple para las mujeres con lipedema. El tratamiento conservador incluye la realización de un plan de alimentación saludable a fin de controlar (o reducir) el peso corporal; ejercicio físico para aumentar el metabolismo y mejorar el flujo venoso, linfático y el tono muscular; terapia descongestiva completa que incluya drenaje linfático manual; cuidados de la piel para reducir la sequedad y las grietas que aumentan el riesgo de infección (celulitis).

 🔘 El tratamiento quirúrgico para el lipedema se presenta como una alternativa interesante. La Lipectomía asistida por succión (liposucción) tiene por finalidad eliminar el tejido adiposo enfermo y ha demostrado una mejora en la calidad de vida y reducción del dolor en las mujeres con lipedema. La duración de esta intervención dependerá de la zona que vaya a intervenirse y la cantidad de grasa que haya que extraer. La operación en promedio suele durar entre 2,5 a 3,5 horas, pero dependerá de la dificultad de la misma

Ventajas y riesgos del tratamiento


 🔹 Además de mejorar el dolor, el tratamiento quirúrgico permite aliviar los síntomas de pesadez en las piernas y mejora la circulación sanguínea y linfática, lo cual alivia la presión de los tejidos. Como resultado, el paciente adquiere una mayor flexibilidad y movilidad, se siente mejor a la hora de hacer deportes y, además, permite frenar el avance de la patología.

 🔹 En general, los riesgos de la cirugía son bajos, más aún si la realiza un cirujano plástico especializado en el tema. El Doctor Weigand es especialista en tratamiento de Lipedema por lo que resolverá todas tus dudas.

Dinos que te ha parecido este artículo, Puntúa (DE 1 A 5 ESTRELLAS)

Lipedema ¿Qué es el lipedema? El lipedema, también conocido como lipomatosis de la pierna o síndrome de la grasa dolorosa, consiste en un depósito graso desproporcionado en las extremidades inferiores. Generalmente se extiende desde la cadera hasta los tobillos y es mucho más frecuente en mujeres que en hombres (en este último caso correspondería a una …

Lipedema Leer más »

5 1 5 1
0 / 5

Your page rank:

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.

Privacy Settings saved!
Configuración de cookies

Cuando usted visita cualquier sitio web, puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus servicios de cookies personales aquí.

Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione.

Para usar este sitio web utilizamos las siguientes cookies técnicamente requeridas.
  • wordpress_gdpr_allowed_services
  • wordpress_gdpr_cookies_allowed
  • wordpress_gdpr_cookies_declined

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios
image_2019_07_10T11_58_47_670Z

Clínica Weigand

¡Hola!

Nos gustaría saber tu nombre para poder ayudarte.

Consulta tus dudas

En Clínica Weigand estamos a tu disposición en

Nosotros te llamamos, déjanos tus datos.