Ginecomastia

¿Qué es la ginecomastia?

 

La ginecomastia es el volumen excesivo de las mamas de un hombre. Este agrandamiento de las glándulas mamarias se produce por un trastorno hormonal debido a un exceso de prolactina en la sangre. Aunque en la mayoría de los casos no existe una causa conocida. El porcentaje de hombres con esta afección es alto ya que entre un 40 y un 60% de hombres sufren ginecomastia.

¿Qué tipos de ginecomastia existen?


Existen distintos pacientes tipo para este procedimiento quirúrgico:

➡️ Ginecomastia relacionada con la edad: la adolescencia es una etapa muy común para desarrollar esta afección debido a que durante el desarrollo hormonal del varón se produce un desequilibrio que da lugar a ese crecimiento anormal de las mamas. Bien es cierto que en estos casos suele volverse a equilibrar por lo que es recomendable no recurrir a la cirugía hasta ver que no desaparece una vez finalizado el desarrollo del varón. Además, también puede darse en señores mayores como consecuencia de la disminución de testosterona asociada a la edad.

➡️Ginecomastia producida por enfermedades: existen muchas dolencias que pueden llevar a padecer ginecomastia especialmente en el caso de problemas de las glándulas endocrinas tales como la tiroides o los testículos. La obesidad y los problemas renales o hepáticos son otras de las causas más comunes.

➡️ Ginecomastia causada por el consumo de medicamentos: existen medicaciones como, por ejemplo, antihipertensivos, protectores gástricos o antibióticos que contribuyen al desarrollo mamario excesivo de los hombres. Por lo general, cuando se deja de tomar dicha medicación la ginecomastia desaparece. Lo mismo sucede con el consumo de sustancias tales como las anfetas y el alcohol.

Diagnóstico


Para comenzar con la evaluación lo habitual es que el especialista realice una serie de preguntas al paciente sobre sus antecedentes médicos, los antecedentes de sus familiares y los medicamentos que consume. También estudiará el tejido del pecho, el tamaño y la consistencia testicular y la nutrición.

Después se procederá a realizar los primeros exámenes destinados a determinar la posible causa de la ginecomastia entre los que se incluyen análisis de sangre y mamografías. En función de los resultados obtenidos de estas primeras pruebas cabe la posibilidad de que deban realizarse más.

En el diagnóstico es fundamental asegurarse completamente de que el aumento de pecho del paciente se deba a una ginecomastia ya que existen otras patologías con un cuadro sintomático similar. Las afecciones que deben descartarse son:

🔸La mastitis: se trata de un absceso en el pecho. Es decir, una infección del tejido del pecho.

🔸El tejido mamario adiposo: cabe la posibilidad de que el paciente padezca un exceso de grasa en el pecho similar a la ginecomastia pero que no lo sea. Se conoce como falsa ginecomastia o seudoginecomastia.

🔸Cáncer de mama: aunque es poco frecuente pueden darse casos de cáncer de mama en hombres. La aparición de un bulto o el aumento de volumen de un pecho puede ser un indicador de esta enfermedad.

¿Quién es el paciene ideal?


La mayor parte de los varones que deciden recurrir a la cirugía son sujetos que se encuentran entre los 15 y los 50 años, padecen una ginecomastia que no es reversible o que no ha remitido en un periodo de tiempo razonable y poseen un gran complejo físico o, incluso, un trastorno psicológico.

¿En qué consiste la operación?


En los casos en los que la ginecomastia es irreversible, aquellos hombres que quieran recuperar la forma de su pecho habitual o quieran mejorar su imagen deberán someterse a una intervención quirúrgica.

La ginecomastia se trata realizando una o dos pequeñas incisiones a través de las cuales se introducen unas cánulas que tienen como función aspirar o absorber el exceso de grasa. Aquí es importante destacar que con la liposucción se puede retirar el exceso de grasa, pero no el exceso de glándula por lo que a veces es necesario añadir una pequeña incisión en el margen inferior de la aureola para resecar el tejido mamario desde ahí. En cualquier caso, el corte se realiza de manera que la cicatriz resulta prácticamente invisible.

¿Qué anestesia se utiliza y cómo es el postoperatorio?


✅En esta clase de intervenciones suele emplearse, por norma general, la anestesia local o la sedación. La cirugía tiene una duración aproximada de una hora y se practica de forma ambulante. Es decir, no es necesario el ingreso hospitalario.

✅En cuanto a la recuperación, el paciente deberá llevar un vendaje o una prenda compresora durante al menos dos o tres semanas. Los resultados de la liposucción comenzarán a ser visibles pasados tres meses de la cirugía.

¿Existen riesgos?


La liposucción es una técnica segura
, siempre y cuando la intervención sea realizada por un cirujano cualificado. No obstante, como en cualquier operación siempre pude existir complicaciones y riesgos asociados como hematomas (acumulación de sangre), seromas (acumulación de líquidos), infecciones, alergia a la sutura, entre otras. Además, en algunos casos (con muy poca frecuencia) puede producirse una asimetría en los resultados entre ambas mamas por lo que sería necesario una segunda intervención.

Es fundamental acudir siempre a un profesional para recibir un diagnóstico y un tratamiento adecuado y personalizado, así como para obtener buenos resultados. En la Clínica Weigand somos especialistas en cirugía estética corporal, en la que se incluye la ginecomastia.

image_2019_07_10T11_58_47_670Z

Clínica Weigand

¡Hola!

Nos gustaría saber tu nombre para poder ayudarte.

Continuamos con nuestras consultas online pero ya tenemos disponibles las consultas presenciales en la clínica. Infórmate AHORA.

Nosotros te llamamos, déjanos tus datos.