Lipoescultura de alta definición o Lipovaser

> Dossier > Lipoescultura de alta definición o Lipovaser

Lipoescultura de alta definición o Lipovaser

¿Qué es el lipovaser o lipoescultura de alta definición?

El lipovaser o también conocido como lipoescultura de alta definición, es una técnica innovadora que se lleva a cabo a través de ultrasonido para hacer desaparecer la grasa localizada de una manera muy precisa.

En ocasiones nos podemos encontrar con un tejido adiposo muy resistente difícil de eliminar que pueden hacer que aunque tengamos el peso ideal no nos sintamos del todo a gusto con nosotros mismos.

El objetivo de este tipo de tratamiento es conseguir definir la musculatura y dar una forma al cuerpo que no se es capaz mediante dieta y ejercicio físico. Mediante esta técnica es posible esculpir con gran detalle la grasa alrededor de la musculatura y dejar bien marcadas todas las líneas y siluetas corporales. Así el paciente podrá conseguir esa figura atlética que tanto desea.

Con esta técnica se puede eliminar la grasa de cualquier zona del cuerpo, independientemente del tamaño de esta.

¿Cómo se lleva a cabo la cirugía?

Para llevar a cabo este procedimiento se realizan algunas incisiones en la zona a tratar. A través de ellas se introduce una sonda de ultrasonido mediante la cuál se aplica energía sobre las células grasas.

La duración de este tratamiento variará según la zona a tratar, no será lo mismo para el abdomen que para la papada. Como mucho llegan a durar 5 horas.

Se utiliza anestesia general lo que supone en ingreso hospitalario mínimo de una noche y podría ampliarse, en función del paciente, a dos.

Preoperatorio

Para evitar sorpresa a la hora de realizar la operación, se lleva a cabo un análisis completo para conocer cuál es el estado de salud del paciente con exactitud. Una vez se conocen estos datos el doctor sabrá si hay algo con lo que tener cuidado o alguna razón de mayor peso por la cuál el paciente no pudiese someterse a la operación.

En la primera toma de contacto entre el cirujano y el paciente se explicará en que consiste la operación y porque esa es la mejor opción para los problemas con los que cuenta el paciente. Tras esto el doctor hará una evaluación de las zonas de la persona que se quiere operar y le hará una estimación de la cantidad de grasa que se le extraerá.

Postoperatorio

En este proceso intervienen varios factores. Vamos a hablar sobre alguno de ellos:

 – La capacidad de recuperación del paciente, la cuál, es desconocida por el cirujano.

 – La envergadura de la cirugía. Si se ha realizado en una zona pequeña existe la posibilidad de que no haya que hacer un ingreso hospitalario y que se pudiese llevar a cabo con anestesia local, lo que supone una reincorporación inmediata a la rutina diaria. En cambio si se ha trabajado con zonas más grandes, el ingreso en un hospital está asegurado.

Se valorara la cantidad de grasa extraída ya que podría ser un factor que supusiese unos días de reposo antes de volver al trabajo.

Por lo que nos aporta la experiencia que tenemos en este tipo de tratamientos es que aquellas personas que cuentan con unos hábitos saludables y están acostumbrados a hacer deporte, se recuperan más rápido que el resto que no tenga este tipo de costumbres.

Durante las dos o tres semanas siguientes se llevará una faja de compresión y caso de haber dejado algún drenaje se retira pasado un par de días de la intervención.

Es muy importante seguir el consejo del cirujano en cuanto a la limpieza y curas de las incisiones para evitar cualquier tipo de infección y prolongar el periodo de recuperación.

Ventajas

Una de las virtudes que tiene elegir esta técnica y uno otra es:

– Debido a su acción selectiva de la grasa que ha de eliminar, otros tejidos que pueden encontrarse cerca como los vasos sanguíneos o los nervios no se ven afectados. Esto supone también que el dolor y la inflamación que se puede sufrir con otro tipo de cirugía se vea reducida ampliamente.

– La grasa que se extrae se puede utilizar para infiltrarla en alguna otra zona del cuerpo, como podría ser el pecho o los glúteos. Debido a la forma de extracción no se rompen las células grasas y se pueden inyectar en otras zonas anatómicas.

Frente as la lipoescultura tradicional, la recuperación cuando se utiliza esta técnica es mucho más rápida que en la otra a pesar de que se extrae la misma cantidad de grasa.

También aumentará la capacidad de retracción de la piel, es decir, que retrasará la aparición de flacidez en la piel.

Desventajas

Los milagros no existen. Aunque este es un método de lo más eficaz para conseguir el cuerpo que se quiere, si no se acompaña de una alimentación saludable y ejercicio físico, los resultados conseguidos podrían desaparecer tiempo después. Recordemos que este tipo de operación está recomendada para gente que no cuenta con una cantidad de grasa excesiva y que está dispuesta a cuidar y mantener el cuerpo conseguido tras la operación.

¿Quién es el paciente ideal para esta intervención?

En este apartado es importante destacar que aunque esta técnica se utiliza para eliminar grasa, no es habitual utilizarla para gente que tenga obesidad. Si podrían hacer uso de esta técnica aquellas que sean diagnosticadas con sobre peso. También es útil para posibles pacientes que se cuidan, tienden a hacer ejercicio y cuentan con hábitos saludables. Por lo general este tipo de personas solo quieren deshacerse de una cantidad de grasa localizada que son capaces de eliminar con el deporte.

LLámanos ahora 91 127 26 72