Aumento con grasa autóloga

¿Qué es el aumento de pecho con grasa propia?

 

El aumento de pecho con grasa propia es una intervención quirúrgica en la que, por medio de una liposucción, se extrae grasa sobrante de alguna parte del cuerpo como puede ser, por ejemplo, el abdomen o los muslos, y se inyecta en las mamas. De esta forma, a través de una única cirugía se logra eliminar cúmulos de grasa y mejorar el aspecto tanto en forma como en tamaño del pecho.

La cirugía de aumento de pecho suele durar una hora y media aproximadamente, depende de cada paciente. Es una técnica segura y fiable, pero debemos elegir a un buen cirujano.

¿Quién es el paciente ideal para esta cirugía?


➡️ Esta operación está pensada, especialmente, para aquellas personas que no buscan la colocación de implantes o un gran aumento de pecho, sino que más bien desean un aumento moderado que más que notarse en el tamaño se manifieste en el aspecto y la forma de las mamas.

➡️ Además, es necesario que la persona que quiera ser intervenida cuente con depósitos de grasa para realizar la liposucción previa y, por supuesto, debe poseer buena salud. En cualquier caso, el especialista es el que debe valorar si este tipo de intervención es la más adecuada para el paciente.

En qué consiste la operación 

 

Una vez que el cirujano ha realizado todas las pruebas necesarias y considera que el aumento de pecho con grasa propia es la intervención más adecuada para el paciente en cuestión se procede a la cirugía que se lleva a cabo de la siguiente manera:

 🔸 Lo primero es aplicar anestesia local en la zona donante de grasa para, después, realizar unas pequeñas incisiones que son los orificios en los que se introducen unas pequeñas cánulas encargadas de absorber la grasa.

 🔸 Una vez se ha extraído la grasa es necesario procesarla y purificarla.

 🔸 Por último, se anestesian las mamas y, de la misma manera que en la zona donante, se hacen unos pequeños orificios prácticamente invisibles para introducir la cánula e inyectar la grasa.

Cabe mencionar que en algunos casos puede combinarse el aumento de pecho con grasa propia con la colocación de implantes. En una intervención de estas características lo que se haría sería colocar el implante por debajo del músculo y utilizar la grasa propia para conseguir una mejor forma y colocación rellenando aquellos espacios que la prótesis no llega a cubrir.

Postoperatorio


La recuperación es sencilla y no debe ser algo doloroso. Los primeros días los pechos estarán inflamados y el paciente tendrá ligeras molestias, pero no es algo que no pueda solucionarse tomando los medicamentos y siguiendo las recomendaciones prescritas por el especialista.

Durante los primeros meses serán necesarios algunos cuidados especiales. Tras la intervención se colocarán unos vendajes y tras su retirada la persona operada tendrá que llevar un sujetador especial. Pasado el tiempo indicado por el cirujano bastará con un sujetador deportivo o sin aros.

Al ser una operación sencilla y, por lo general, ambulatoria. Es decir, sin necesidad de ingreso hospitalario. El paciente podrá volver a hacer vida normal en pocos días, aunque no podrá realizar movimientos bruscos, practicar ejercicio o coger peso. Además, la hidratación de las cicatrices es fundamental para una recuperación rápida y exitosa.  

 

¿Existe algún riesgo?

 
🔶 En cuanto a los posibles riesgos, en principio es una intervención que no alberga riesgos siempre y cuando sea practicada por un cirujano cualificado. Aunque como en cualquier operación existe alguna posibilidad de que se produzca alguna complicación como puede ser, por ejemplo, una infección, un sangrado excesivo, aparición de hematomas o seromas.

 🔶 Uno de los principales factores de riesgo en este tipo de cirugías es el tabaquismo ya que afecta a la microcirculación que se encarga de trasportar la sangre a los tejidos. Esto hace que existan probabilidades mayores de que se produzca un sangrado más abundante o de que se necrosen los tejidos.

 🔶 Es muy importante que aquellos pacientes que sean fumadores dejen de fumar al menos unas semanas antes de la operación para para facilitar el curado de las heridas. También es conveniente no tomar aspirinas u otros medicamentos de tipo antiinflamatorio y no ingerir determinados alimentos ya que pueden aumentar el sangrado.

En cualquier caso, lo más importante es visitar a un experto para que la intervención se desarrolle de forma correcta. En la Clínica Weigand somos especialistas en aumento de pecho con grasa propia. Si quieres consultarnos cualquier duda o informarte a cerca de qué cirugía te conviene más no dudes en contactar con nosotros o visitarnos en nuestra Clínica Estética Ruber Madrid.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas?


Al igual que las demás técnicas de aumento o elevación de pecho, el aumento de pecho con grasa propia es una intervención muy agradecida por las pacientes ya que les devuelve la seguridad, la confianza en sí mismas y acaba con los complejos que les causaba la forma o el tamaño de sus senos.

Pero las ventajas de este tipo de intervención no solo se concentran en el plano de los complejos físicos o psicológicos, sino que a nivel de cirugía también cuenta con una serie de beneficios con respecto al aumento de pecho tradicional por medio de implantes:

🔹 La principal ventaja es que al utilizar grasa propia y no colocar implantes no se introduce ningún material extraño o artificial en el pecho. Esto permite, al mismo tiempo conseguir un resultado más natural tanto a nivel visual como en el tacto. Además, las células vivas que contiene la grasa generan gran cantidad de proteínas que contribuyen a que la piel tenga mayor flexibilidad y salud.

🔹 Al no colocar implantes se evitan todas las complicaciones derivadas de los mismos como puede ser, por ejemplo, la contractura capsular o el rechazo del implante. De la misma manera no hay que preocuparse por revisar las prótesis o remplazarlas. Y las cicatrices son menores y prácticamente invisibles.

 🔹Tal y como señalábamos anteriormente esta intervención permite eliminar depósitos de grasa no deseados.

En cuanto a las desventajas, aunque es bastante infrecuente, es interesante mencionar que en algunos casos tras el injerto de grasa puede producirse una reabsorción desigual de la misma. Provocando una asimetría en las mamas y haciendo necesario un segundo injerto para igualarlas.

image_2019_07_10T11_58_47_670Z

Clínica Weigand

¡Hola!

Nos gustaría saber tu nombre para poder ayudarte.

Continuamos con nuestras consultas online pero ya tenemos disponibles las consultas presenciales en la clínica. Infórmate AHORA.

Nosotros te llamamos, déjanos tus datos.