Menú

Aumento de Gluteos

Los glúteos son una de las zonas más demandadas por muchos pacientes, especialmente femeninas. Las depresiones más conocidas como ‘hoyitos’ son una de las mayores preocupaciones que hacen que la persona esté disconforme con sus glúteos y recurra a la cirugía. Estas depresiones se generan debido a una desproporcionada distribución de la grasa en la zona y son adherencias de la piel al músculo.

Para resolver este problema existen técnicas quirúrgicas. La intervención se realiza con anestesia general y el tiempo de postoperatorio suele ser aproximadamente de una semana.

Pero no son solo los hundimientos la única preocupación que puede surgir en la zona. Otra de las imperfecciones más demandadas es lo que se conoce como el doble pliegue glúteo, que sería ese pliegue formado por la grasa que se encuentra justo debajo o encima de los glúteos. Para eliminar este doble pliegue se puede recurrir también a técnicas quirúrgicas.

Además, la celulitis y las estrías, que aparecen con frecuencia en la región glútea, también pueden tratarse pero sin recurrir a la cirugía. Los tratamientos aplicables para eliminar o mejorarlas pertenecen al campo de la medicina estética y tendrán que ir acompañados también de una dieta equilibrada y una rutina de ejercicio.

Si hacemos referencia al postoperatorio es importante que sepas que se debe guardar cierto reposo y evitar realizar esfuerzos físicos para evitar que el dolor aumente. Del mismo modo también debes conocer que en una semana como máximo podrás incorporarte a tu rutina laboral. 

Si hablamos de recomendaciones después de la intervención se aconseja dormir boca abajo y llevar una faja ortopédica durante tres o cuatro semanas y no conducir.

Para informarte mejor sobre el aumento de glúteos y la técnica que se utiliza en dicha intervención puedes contactar con nuestro equipo que te informará de todo lo necesario.

Nosotros te llamamos, déjanos tus datos.