Cirugia Estetica Corporal

La Transexualidad, también definida como disforia de género, es una situación que se define por presentar una discordancia entre la identidad de género y el sexo biológico asignado al nacer. Esta discordancia puede manifestarse por primera vez tanto durante la infancia como en la edad adulta. Las personas transexuales suelen pasar por un proceso de transición para adaptar las características sexuales de sus cuerpos al género al cual se sienten pertenecientes. Este proceso de reasignación de sexo generalmente implica una terapia hormonal y/o una cirugía de reasignación genital, llamada “Cirugía Transexual”.

En la “cirugía de reasignación de sexo” se modifican los genitales de nacimiento de una persona para que sean como los del género con el que el paciente se identifica.

La reasignación de sexo puede ser de hombre a mujer, o de mujer a hombre.

Resignación Hombre-mujer:
En la cirugía de reasignación de sexo de hombre a mujer se modifican los genitales masculinos de nacimiento de una persona para que sean como los del género femenino. Existen cinco tratamientos básicos para esta reasignación.

Tratamiento hormonal feminizante.
Es imprescindible realizar inicialmente un tratamiento hormonal (estrógenos) antes del proceso quirúrgico ya que características sexuales como el vello facial y corporal, el desarrollo mamario, la forma del esqueleto, las características de la piel y la distribución de la grasa se modifican por los efectos que causan las hormonas correspondientes a determinado sexo.

Vaginoplastia.
Es un proceso quirúrgico que consiste en transformar los órganos genitales masculinos en una estructura sexual femenina. Esto implica la creación de un introito, de labios mayores y menores, de un meato uretral y un clítoris así como una cavidad vaginal que permita mantener relaciones sexuales.

Técnicas
Se manejan diferentes técnicas:

  • Reconstrucción vaginal mediante
    • la invaginación de la piel del pene
    • la interposición de un fragmento intestinal
    • el uso de injertos de piel
  • Reconstrucción mediante colgajos cutáneos.
  • Colgajos pediculados locales

Anestesia, Tiempo Quirúrgico e Ingreso Hospitalario
Las intervenciones tienen una duración aproximada de 5 a 8 horas en función de la cirugía escogida y se suele realizar mediante anestesia general.
El ingreso hospitalario suele variar entre 1 y 10 días, también en función de la técnica escogida.

Mamoplastía de Aumento.
Durante el tratamiento hormonal, aumenta de forma natural el tejido mamario, pero sin embargo el tamaño de las mamas puede resultar no ser el deseado. En estos casos se realiza el proceso quirúrgico de implantación de prótesis.

Incisiones.
Los implantes se colocan a través de la areola o del surco inframamario en plano submuscular dado que el espesor del tejido subcutáneo mamario es menor que en mujeres biológicas.

Anestesia, Tiempo Quirúrgico e Ingreso Hospitalario
El tiempo quirúrgico de este tipo de intervención es de alrededor de 2 horas y se suele realizar con anestesia general o bien con una sedación con anestesia local. Este tipo de procedimiento se puede realizar de forma ambúlate o bien con una noche de ingreso.

Cirugía Facial y corporal
En los casos de reasignación sexual de hombre a mujer, la aplicación de tratamientos hormonales suele ser insuficiente para feminizar la cara y el resto del cuerpo. Estructuras anatómicas como los huesos, el grosor del cutis, la distribución de la grasa y el vello son difícilmente feminizados si se aplica solamente tratamiento hormonal.

Técnicas.
Para feminizar a pacientes se pueden realizar una serie de procedimientos específicos que afectan a la frente, los pómulos, el mentón, la mandíbula, la nariz, cartílagos, la laringe cartilaginosa pero también se suelen realizar métodos convencionales como liposucciones, lipoesculturas, etc.

Tratamiento para feminizar la voz.
Se puede iniciar con técnicas de foniatría. En casos no satisfactorios, se puede realizar una intervención quirúrgica para lograr un tono de voz femenino.

Técnica
El proceso quirúrgico consiste en estrechar las cuerdas vocales mediante un aumento de tensión mecánica disminuyendo la distancia crico-tiroidea entre 8 y 10 mm.

Resignación Mujer-hombre:
En la cirugía de reasignación de sexo de mujer a hombre se modifican los genitales femeninos de nacimiento de una persona para que sean como los del género masculino. Existen cinco tratamientos básicos para esta reasignación.

Tratamiento hormonal masculinizante.
Es imprescindible realizar inicialmente un tratamiento hormonal (testosterona) antes del proceso quirúrgico para lograr cambios en el cuerpo como la interrupción de la menstruación, la reducción de mamas, el crecimiento de vello, el engrosamiento de la voz y la interrupción de la funcionalidad de los ovarios. Posterior al proceso hormonal, se realizan una serie de procesos quirúrgicos como la histerectomía (extirpación del útero), la mastectomía (extirpación de la glándula mamaria) y la faloplastia.

Faloplastia (cirugía genital masculinizante).
Es el proceso quirúrgico por medio del cual se crea una estructura lo mas similar posible al pene, el escroto y los testículos.

Técnicas:
Para formar un pene, se pueden utilizar diferentes colgajos regionales o de otras zonas como el antebrazo usando para la elongación de la uretra tejido de la vagina y en ocasiones un colgajo con la piel del labio menor. Los labios mayores son movilizados dorsalmente y unidos en la línea media para formar un nuevo escroto en el cual se colocan implantes testiculares de silicona; la implantación de las prótesis testiculares se puede realizar durante el mismo acto quirúrgico o ser pospuesta a una segunda intervención en función del criterio quirúrgico.

Anestesia, Tiempo Quirúrgico e Ingreso Hospitalario
Las intervenciones tienen una duración aproximada de 5 a 8 horas en función de la cirugía escogida y se suele realizar mediante anestesia general.

El ingreso hospitalario suele variar entre 1 y 10 días, también en función de la técnica elegida.