Rellenos Faciales

Los rellenos faciales son un procedimiento estético que consiste en introducir materiales de relleno biocompatibles con el objetivo de corregir arrugas o aportar volumen en zonas como los labios o las mejillas. También puede ser utilizado como revitalizante para la piel.

Los materiales utilizados son reabsorbibles y temporales, lo que significa que pasado un tiempo estimado de seis meses, el rostro volverá a su forma natural si no se continúa con el tratamiento. Entre los materiales infiltrados más utilizados se encuentran el ácido hialurónico, el ácido poliláctico, el fosfato tricálcico, la hidroxiapatita cálcica o la policaprolactona. Cada una de ellas va enfocada a un uso determinado.

Se trata de un procedimiento sencillo y rápido que requiere anestesia local y puede realizarse solo o como complemento de un procedimiento de cirugía estética o también de otros tratamientos faciales de medicina estética como la aplicación de Botox.

Esta técnica es mínimamente invasiva, es decir, tras el tratamiento el paciente puede incorporarse inmediatamente a su vida laboral y social y no requiere el ingreso hospitalario.

imgpsh_fullsize (3)