Dermoabrasión

La dermoabrasión es un procedimiento de la medicina estética para mejorar la superficie de la piel del rostro. Existen dos técnicas diferentes que son el peeling, que es la forma química o la forma mecánica, que es la más utilizada cuando hablamos de dermoabrasión.

Se utiliza para regularizar la piel que está dañada debido a una mala cicatrización o para suavizar irregularidades o arrugas. Según sea necesario se aplicará en todo el rostro o solo en aquellas zonas de la cara donde sea necesario. Este procedimiento puede realizarse en solitario, o por el contrario, en conjunción con otros como por ejemplo un lifting facial.

Mediante la dermoabrasión se eliminan las capas más superficiales de la piel con un rodillo de diamantes que se controla mediante un mando monotorizado. La abrasión se profundiza hasta que se elimine la arruga o cicatriz y una vez finalizada, el tratamiento se completa con la aplicación de un ungüento formado por aceites minerales y antibiótico para reducir la aparición de costras o cicatrices en el tejido cutáneo.

La dermoabrasión suele realizarse de manera ambulatoria, es decir, sin necesidad de ingreso hospitalario y bajo anestesia local y sedación. Su duración dependerá del área a tratar y puede variar entre los 10 minutos y una hora, aproximadamente.

Después de la cirugía la piel se mantendrá hinchada y roja, con dificultad para hablar y comer durante los primeros días. En hombres es muy importante evitar el afeitado con cuchilla al principio, usando una maquinilla eléctrica. Se debe evitar cualquier actividad que pueda ocasionar una agresión física en el área tratada por lo menos durante 2 semanas. Se debe evitar la exposición a la luz solar (incluso débil), el viento y el agua con cloro por lo menos durante 4 semanas. La exposición al sol intenso debe evitarse durante 1 año o más (hasta que la pigmentación de la cara sea normal).

La dermoabrasión es una técnica segura, siempre y cuando sea realizada por un cirujano plástico cualificado. Sin embargo, como en cualquier operación siempre pueden existir complicaciones y riesgos asociados como infecciones, cicatrización anormal o intolerancia a medicamentos, entre otros. El riesgo más común es el cambio en la pigmentación de la piel. Puede presentarse en algunos pacientes como un oscurecimiento de la piel, generalmente causado por exposición al sol en los días o meses siguientes a la cirugía.

82ec0b6f147553426f779d4440e611a0